Escáner nutrimental, una aplicación mexicana

3 agosto, 2017
Share Button

Uno de los principales problemas que tenemos en México es la mala alimentación que tiene una gran parte de la población, provocando obesidad, entre otro tipo de enfermedades. Con el paso de los años se han lanzado diferentes campañas para concientizar a la gente de cambiar su estilo de vida.

Es por ello que la asociación civil ‘El Poder del Consumidor’ lanzó una aplicación para iOS y Android que podrá ayudar a la población con un etiquetado nutrimental mucho más sencillo que ayudará a facilitar las elecciones en base a lo más saludable.

En México el etiquetado nutrimental es muy confuso

Carrusel Epc App

La asociación menciona que el etiquetado actual en lugar de ayudar a la población la termina confundiendo y engañando, ya que no permite identificar si el producto es alto en azúcar. Ellos mencionan un ejemplo de una caja de cereal dirigida para los niños, en la parte frontal mencionan que el producto tiene 14% de azúcares diarios, pero en realidad la mitad del peso del producto es azúcar.

La aplicación es muy sencilla, ya que funciona como un escáner, donde podremos capturar el código de barras del producto y en nuestro dispositivo nos mostrarán las cantidades de azúcares, grasas saturadas, sodio y calorías que contiene el producto, además de ofrecer otras alternativas saludables.

Esca

Inicialmente la aplicación tiene una base de datos de 2,000 productos, pero se pide a la comunidad que puedan aportar nuevos productos directamente, para poder aumentar la información.

Una solución que podría traer muchos beneficios

En Chile la situación es muy diferente, allá las autoridades prepararon un etiquetado nutrimental desde 2016, donde se mencionan si los productos son altos en azúcares, son muy sencillas de entender para los niños o los adultos.

En Uruguay un estudio con 442 niños reiteró lo importante que es este tipo de herramientas para que la gente ya no consuma este tipo de productos entre los más pequeños.

Por último ‘El Poder del Consumidor’ cree que un etiquetado frontal bien planeado fomentaría dos situaciones, la primera evitar la publicidad engañosa y el uso de personajes que contrasten con la información, el segundo sería obligar a la industria a cambiar la fórmula de sus productos para hacerlos de mayor calidad.